Palabras del Pastor

Rev. Samuel Mateo, Sr.

Ser un pastor de ovejas no es un trabajo facil. Lo he podido aprender a travez de los años que Dios nos ha permitido trabajar en este ministerio. Pero una cosa si siempre le digo a las ovejas que Dios me ha puesto a mi cuidado, hay que ser ejemplo y ser humildes para que Dios pueda seguir obrando en nosotros. Las ovejas siguen a su Pastor y en nuestra congregacion el Pastor es Jesucristo; yo soy su Co-Pastor. Lo grande de esto es que la oveja que oye y sigue al Buen Pastor (Jesus) va a ser obediente y sumisa y no le dara dolor de cabeza al Pastor humano que Dios ha puesto en ese rebaño.

Nuestra prerrogativa es que practiquemos el amor y las buenas obras para que el reino de los cielos no tenga tropiezos y mas almas sean alcanzadas por el poder de Dios. Te invito a que nos visites y seas participe de la bendicion que ya otros disfrutan. Te prometemos que vas a tener problemas, porque sin pruebas no vas a crecer ni vas a llegar al cielo. Pero tambien te prometemos que te ayudaremos a dar los primeros pasos y te instruiremos en la Palabra de Dios. Si quieres ir al cielo, aceptaras el reto; si no sucedera como con muchos otros que han llegado: oyeron la palabra y se fueron. Los discipulos de Jesus le dijeron que su palabra era dura y que la gente se estaba yendo y su respuesta fue: “¿Se quieren ir ustedes tambien?” Pero Pedro le responde: No Señor mio, si solo en ti hay palabra de vida eterna.

Con mucho amor,

Rev. Samuel Mateo, Sr.